sábado, enero 28, 2006

Nacido en los 80.

Hace casi dos años que me llego este correo que aun guardo con cariño y que resume lo que fue nuestra vida en aquellos tiempos.

La verdad es que no sé cómo hemos podido sobrevivir a nuestra infancia!!!!
Mirando atrás es difícil creer que estemos vivos en la España de antes:
Nosotros viajábamos en coches sin cinturones de seguridad
traseros, sin sillitas especiales y sin air-bag, hacíamos viajes de
10-12h con cinco personas en un 600 o en un Renault 4 y no sufríamos el síndrome de la clase turista.
No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños.
Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas ni codos. Los columpios eran de metal y con esquinas en pico, y jugábamos a "lo que hace la madre hacen los hijos", esto es a ver quien era el mas bestia.
Pasábamos horas construyendo nuestros "vehículos" con trozos de
rodamientos para bajar por las cuestas y sólo entonces descubríamos
que nos habíamos olvidado de los frenos. Después de chocar con
algún árbol, aprendimos a resolver el problema.
Jugábamos a "churro va" y al pañuelo y nadie sufrió hernias ni
dislocaciones vertebrales.
Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y solo
volvíamos cuando se encendían las luces de la calle. Nadie podía
localizarnos.
Eso si nos buscábamos maderas en los contenedores o donde fuera
y hacíamos una caseta para pasar alli el rato.
No había móviles.
Nos rompíamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley
para castigar a los culpables. Nos abríamos la cabeza jugando a
guerra de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se
curaban con mercromina (roja) y unos puntos y al día siguiente
todos contentos.
La mitad de los compañeros de clase tenía la barbilla rota o algún
diente mellado, o alguna pedrada en la cabeza...
Tuvimos peleas y nos partíamos la cara unos a otros y aprendimos a
superarlo.
Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en
una mochila que, rara vez, tenía refuerzo para los hombros y, mucho
menos, ruedas!!!
Comíamos dulces y bebíamos refrescos, pero no éramos obesos.
Si acaso alguno era gordo y punto.
Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando.
Compartimos botellas de refrescos y nadie se contagio de nada.
Sólo nos contagiábamos los piojos en el cole. Cosa que nuestras
madres arreglaban lavándonos la cabeza con vinagre caliente.
No tuvimos Playstations, Nintendo 64, vídeo juegos, 99 canales
de televisión, películas en vídeo, sonido surround, móviles,
ordenadores e Internet, pero nos lo pasábamos de lo lindo
tirándonos globos llenos de agua y arrastrandonos por los suelos
destrozando la ropa.
Nosotros si tuvimos amigos. Quedábamos con ellos y salíamos.
O ni siquiera quedábamos, salíamos a la calle y allí nos
encontrábamos y jugábamos a las chapas, a la peonza, a las canicas,
a la lima, al rescate...,en fin tecnología punta...
Íbamos en bici o andando hasta su casa y llamábamos a la
puerta. ¡Imagínense!, sin pedir permiso a los padres, ¡nosotros
solos, allá fuera, en el mundo cruel! !Sin ningún responsable!
¿Cómo lo conseguimos?
Hicimos juegos con palos, botellas y balones de fútbol
improvisados, y comimos pipas y, aunque nos dijeron que pasaría,
nunca nos crecieron en la tripa ni tuvieron que operarnos para
sacarlas.
Bebíamos agua directamente del grifo de las fuentes de los parques,
agua sin embotellar, donde chupaban los perros!!!
Íbamos a cazar lagartijas y pájaros con la ,escopeta de perdigones
o
con el tirawebos, antes de ser mayores de edad y sin adultos, DIOS
MÍO!!
En los juegos de la escuela, no todos participaban en los equipos.
Los que no lo hacían, tuvieron que aprender a lidiar con la
decepción.
Algunos estudiantes no eran tan inteligentes como otros y
repitieron curso.
¡Que horror, no inventaban exámenes extra!
Y ligábamos con las chicas persiguiéndolas para tocarlas el culo y
jugando a beso, verdad y atrevimiento, no en un chat diciendo [Sonrisa] [Risa]
[Sacando la lengua]
Éramos responsables de nuestras acciones y arreábamos con las
consecuencias. No había nadie para resolver eso. La idea de un
padre protegiéndonos, si trasgredíamos alguna ley, era inadmisible,
si acaso nos soltaban un guantazo o un zapatillazo y te callabas.
Tuvimos libertad, fracaso, éxito y responsabilidad, y aprendimos a
crecer con todo ello.
Tú eres uno de ellos?? ¡Enhorabuena! Pasa esto a otros que
tuvieron la suerte de crecer como niños, antes de que todos estos
niñatos que hay ahora (que se creen algo y no tienen respeto ni
educacion a nadie) destrocen el mundo en el que vivimos.
Un saludo a todos! cuidaros y que os vaya bien!!

5 comentarios:

zama dijo...

Bueno, no sé si me corresponde comentar el post, porque yo no nací en los 80, sino un poquito antes de que empezara la década. En cualquier caso, el correo es conocido y en su día a mí me llegó haciéndome partícipe, ya que en mi caso, iba dirigido a los que habíamos nacido en los tardíos 70. Por tanto, paso a comentarlo.

Ya me pareció en el momento de recibirlo, y ahora me vuelve a ocurrir, que achacar a las generaciones posteriores la falta de "autenticidad" se lleva haciendo desde que el hombre es hombre.

Mis padres siempre me dijeron que nosotros teníamos demasiadas cosas, que ellos jamás había tenido algo así como un futbolín para reyes, que ellos jugaba con un palo que hacía de espada.

Lo que dice el correo es similar. En fin, vale, no tuvimos play, pero si un spectrum. Seguro, tú que naciste en los 80, todavía tuviste algo mejor, como un 486, o una consola de primera generación.

Yo tb jugue con piedras y globos y a sacar grillos meándoles y al escondite, y a la peonza, y a la comba, y al beisbol con una pelota de tenis y un madero, y al futbol con jerseys como porterías, y a al cascallo, y a escopetas hechas con pinzas y gomas, y a las chapas, y a las canicas, y a los cromos y a cientos de cosas. Y podría acusar a los de lo 80 de no haber hecho muchas de ellas. Lo he visto de cerca en mi hermano.

Pero bajo mi punto de vista, la culpa no es de las generaciones que no juegan como la hacíamos nosotros, sino de los padres que no enseñan a los hijos a jugar como lo hacían ellos.

Cuando me montaba en la bici y me iba con una pistola de restallones en el pantalón corto y mi abuelo me acusaba de tener de todo y pregonaba que todo lo que le habían regalado a él había sido una onza de chocolate, yo pensaba para mis adentros: "no haberme comprado la pistola".

Pues a los niños de ahora les pasa lo mismo: no haberme comprado la PSP.

Agustín dijo...

Con respecto al comentario anterior, tiene cierta parte de razón, pero no hay que olvidar que si los padres hacen lo que hacen es por una razón muy sencilla: quieren para sus hijos lo que no pudieron tener ellos... ¿está entonces empeorando la sociedad por culpa del amor? No creo que se pueda decir eso.

Cada generación es lo que es y lucha por lo que lucha. Con sus propios iconos y simbolismos. A eso se le llama progreso. Otra cosa es ya, si a nivel general, nos interesa cualquier clase de progreso...

Por cierto, bonito texto, yo también lo recibí en su tiempo... :)

MOR dijo...

Yo naci en el 80 y me siento muy identificado con este texto, me ha dado muchos recuerdos.

Cuando era pequeño vivia en un pueblo, y eso me dio la facilidad de hacer todo eso y mucho mas, si hubiera vivido en una ciudad estoy convencido que no hubiera sido lo mismo.

Buscabamos las cuestas mas empinadas para bajarlas con la BH (tengo las piernas llenas de recuerdos de las caidas posteriores), hice guerras de globos de agua en verano, y de piñazos y pedradas en invierno, me cole en todas las casas abandonadas de mi pueblo... tendria cientos de burradas y gamberradas mas que contar, no solo sobrevivi, sino que disfrute como nadie mi infancia.

Carlos Bascuas dijo...

Los tiempos cambian, y de esta forma el modo de jugar de los niños, yo no digo que nuestra época fuera mejor pero que teniamos que pensar más para divertirnos.
Yo recuerdo que con mis hermanos cogiamos mantas sabanas y todo lo que pillaramos para juntar varias sillas hacernos una casa.
Tampoco tuve un 4.86 el primero fue un 2.86 de un tio mio, pero con el que disfrute igual y le hize de todo al pobrecito ordenador jejeje.
En esta época en la que vivimos todo se ha modernizado un montón y sigue creciendo a una velocidad increible.
Dentro de unos años los hijo vendran en vez de con un pan debajo del brazo, con una videoconsola, pero las cosas son como son.
Solo he colgado el texto para recordar un pocoquito de nuestra infancia, que con menos cosas fue estupenda.

Anónimo dijo...

Yo soy algo mas tardio que muchos de vosotros, Del 86.

Soy de los que empezo a ser algo acomodado. cuando las videoconsolas (cosa que nuca tube) y los ordenadores empezaban a aflorar a ritmos trepidantes.

Aun asi una de las cosas dichas en el texto de arriba me parece ante todo lo mas reseñable... Te hacias un esguince o partias una pierna y no se montaba una demanda para solucionarlo, eran juegos de niños.
Eramos niños, jugabamos, nos divertiamos y a veces ocurrian accidentes......... ahora decir accidente es pensar en una madre tomando acciones legales por que han tocado a su hijo.

A mi mismo me atropellaron. y fue mi propia culpa. Me operaron, todo acabo bien, pero era yo el qeu iva corriendo cruzando la calle sin mirar......... hoy en dia el conductor saldria en la television por haber atropellado a un niño cerca de un parque. demandarian al conductor y a saber cuantas cosas mas.

o simplemente, si mi madre decia algo y no hacias caso te podian dar un guantazo (aseguro que no volvias hacerlo) Hoy en dia, si das un guantazo a un niño, por muy justificado que este, es denunciable......... hay cosas que no entiendo.... y nunca entendere

Un Saludo